Impresionante mancha.

           

Impresionante mancha.

 

            Bueno, estoy despertando con un rayo de sol que entra por la venta de mi apartamento. La brisa está batiendo las cortinas que se mueven como cinturas al comenzar un baile. Los papeles que utilizo para tomar apuntes, están regados por todos lados. Se veía algo así, como cuando uno pasa muchos días fuera del hogar y en verdad no he pasado ni uno, desde que llegué a esta ciudad. Tengo muchos años, ya casi ni me acuerdo, desde cuando estoy encerrado en esta selva de rascacielos, que te envuelve como semilla dentro de una vaina, donde todo el mundo parece una copia de si mismos. Hombres que hablamos de una libertad sin aprender, pues no hay peor cárcel que aquella que se asume libremente, sin oponer resistencia, quiero decir, usándola como una moda. Yo trabajo para una empresa de manufactura de tarjeta de máquinas automáticas; las cuales se encargan de llevar todo el proceso hasta la entrega. Tengo aproximadamente diez años en este lugar, anoche me apertreche con unos amigos a  disfrutar y en vista que, los bonos forman parte de nuestra ganancia. Como no tenemos nada en que invertir, nos los gastamos en farras. 

        En las tertulias que iniciamos entre las chicas que nos acompañan se pasan las horas de la noche. Pero ayer sucedió algo que aun no logro recordar. No se si fue cuando decidimos probar un nuevo trago, que preparó el bartender, el cual consistía en una especie de cóctel de rones y tequilas, los que hasta ahora, sigue haciendo sobre mi cabeza estragos y una danza de tambores interminables. Bueno voy a levantarme y entonces antes de hacerlo, observo mis manos ensangrentadas y mi camisa rasgada, llena de puntos rojos. Como si hubiera pasado por debajo de una escalera y algún pintor desprevenido, dejó caer el galón desde arriba, el cual terminó por cubrir toda mi ropa. Era el pensamiento más sano y menos cruel, que se le hubiera ocurrido a un hombre de treinta años como yo, sin ni siquiera una entrada a la policía y menos aún, con algún prontuario que me hiciera pensar diferente a lo que primitivamente hago durante este tiempo que llevo en la ciudad. 

      Término de pararme de la cama y voy corriendo al lavabo en vista que las nauseas estaban a punto de hacer la aparición más asquerosa que se presenta, en las almas como la mía luego de estas noches de alegría. Si quieren saber un poco más de mi, les contare mis padres no son de aquí somos de una estado que queda al norte de esta hermosa ciudad, es buen sito para trabajar, pero soy de los que cree que cerca de la familia no es bueno estar y menos si deseas mantenerte soltero, como quiero yo, sin el constante martilleo de mi madre que desea unos nietos de mi y de mi hermana. Que tampoco termina por casarse. Pasaron unos minutos antes de que terminara de botar todo aquello que me salió del estoma, era pelota de bolo alimenticio, el cual viendo a primera vista note que ni masticado estaba, algo así no termine su proceso de masticación quien sabe porque no lo hice. Entre tanto, busque jabón líquido desinfectante para ver si podía limpiar las manchas rojas que andaba por toda mi piel especialmente mi pecho, alcance algo de algodón y un poco de alcohol, después de lavarme, entonces note que las manchas se iban cayendo un poco con el agua y quedaba la zona totalmente limpia cuando restregaban con el algodón, quedando en el los restos que, olían a hierro y eran de aspectos gelatinosos, lo supe desde que mire en el suelo cuando caían desde mi pecho, los cuales alcanza a invadir todos mis bellos en la zona pectoral y parte de la abdominal; mi camisa esta semi abrochada hasta la cintura. Y por esta razón pude ir tejiendo una aparente circunstancia, que me diera una pista del porque me encontraba todo lleno hasta los pies de este líquido acuoso y maloliente.  Luego de que me limpia lo mejor que pude, me dirigí a la ducha para seguir con la limpieza de todo mi cuerpo, había como un sonido de tictac que venía desde la cocina, el cual creí se trataba de alguna cacerola que se encontraba por lavar y entonces, por mi descuido de siempre eran dejadas para otra ocasión para cuando tuviera la oportunidad de volver a comer en casa y fregarar. Termine de asearme con el vapor de agua caliente que se desprendía de la ducha y el olor del jabón de tocador, me dieron la sensación de que todo seguía en orden, pues después de un baño siempre pensamos que recomenzamos la vida. Luego de secarme con la tuya blanca la cual note en su luciente blancura que mantenía su color blanco y que no fue producto de las manchas que habían invadido mi estancia. 

       Termine de salir de baño y vi que desde abajo de mi cama por entre las orilla de las cerámicas, sigue chorreando el odioso líquido negro que perturba el momento desde cuando me levante. Fui a cerrar las ventanas y entonces me asomo desde el piso hacia abajo, buscando no estuviera alguien aplastado como un sapo en la planta baja del edificio Belford Neld. luego sentí gran alivio al ver que estaba limpia sin rastro de que alguien hubiera saltado, Aun que no recuerdo nada bien como llegue a casa. Sé que ninguno de mis compañeros, ni Romel y Dieson, osara a dejarme solo si estuviera en estas condiciones, se que fueron ellos que me dejaron aquí durmiendo y a esto nadie más le permitiría la entra  a mi apartamento. 

        De egreso a lo que estaba, subí el colchón de la cama y vi que había una baso roto con parte de ese liquido acuoso que en otro momento, pensé que era sangre, fue como si mi alma volviera al cuerpo luego de permanecer en suspenso por varias horas. mientras recordaba. De pronto comenzó a sonar el celular desde no sé dónde, vi que se encontraba en un vaso lleno de agua, y desde allí gracias a la nueva tecnología contra agua, podía escucharlo. ¡Alo! Soy yo. Dieson, que ha pasado que no has venido al trabajo. Entonces le respondí. Y qué hora es. El me dijo. ¡Son las tres de la tarde borracho! Que creía. Bueno le dije. Ni que fuera tan agradable pasar todo el año encerrado como un ratón dentro de esas cuatro paredes. Que me lo descuente de las vacaciones de cinco años que tengo vencidas. Y comenzamos a reír. Nos vemos por la noche y terminó de despedirse. 

          Afuera se escuchaba los carros con el zumbido de sus claxon, hoy fue uno de esos días en los que no quise salir de mi habitación ni para buscar el periódico; además con el susto que me había llevado, pensé por un momento en que había asesinado a alguien y entonces yacía en mis manos, la prueba inocultable del delito. Me pasó algo parecido al momento en que estamos profundamente dormidos y deseamos despertar, pues un peligro está por suceder y en mi despertar, fue algo parecido, pues lo único que deseaba era que volviera hacerse de noche, para regresar a mi mundo y resultará en una pesadilla horrible tras mi sueño. 

 

Fue así que comencé a reconocer, que soy un hombre sin mayores resultados en mi conducta y la conclusión de lo que hago todos los días y  este que existe es su producto. Sustos que proporciona mi mente, para no hacerme creer que la vida de los hombres no es una constante monotonía y que, si no fuera por ella, que le agrega algo de sal y picante a nuestras vivencias, aunque sean en los sueños, no tendría más aventuras, para así darnos cuenta de que no estamos hechos de un molde y actuamos como robot, movido por impulsos eléctricos, los cuales nos permiten hacer lo mismo todos los días, sin que nos demos cuenta. Hoy supe, luego de despertarme, que no soy un robot porque sueño y hasta soy capaz de sumar argumentos criminales estando en vilo despierto, para hacer de mi vida nervios cuando quiero, como esas manchas de cereza que salpicaron mi cuerpo.  

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Petrifica mis ganas y deseos

¡Cómo cambiar la veleidad del tiempo!

Petrifica mis ganas y deseos,

Cuando aspiro tener el vivo aliento

Me aparta como luz torva del cielo.

 

Noche y día son acaecimientos

Tempranos los autores tiempos viejos,

Así andan las dos amadas mías,

Rompamos los temores van mis ruegos.

 

Hagamos de esta historia pleitesías

Que describe a Otelo y Desdémona,

Cómo lleva prudente esta hidalga.

 

Cuidando nuestro espacio en fantasías,

Riega corazones así diría,

La enamorada en lunas este día.

..

Me ha costado tu alma,

Te he fallado en aliento.

No sé si será el destino

Me aleja de quien más quiero.

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Se teje como el cielo en filigrana

Hoy voy hacer de ti que aunque no quiera

Pintarle como briza en la espesura,

Del frío que te irrita cual quimera

Allí me encuentro yo la vez primera.

..

El día que te luce un denso abrigo

Que cubre como un manto su figura,

Ateridas las ramas de los pinos

Te invitan a la nieve blanquecina.

..

Se inclina como el hombre es respetuoso

Al paso de la dama lisonjera,

Incita con su dorso a quien la viera.

..

Se teje como el cielo en filigrana

La huella de la esponja viene dejando,

Al ritmo van las curvas tras caderas.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Tengo una hermosa amiga

Tengo una hermosa amiga

Que les voy a comentar,

Cómo puede ella olvidar

Con alusión tan esquiva.

..

Como no puede rimar

Se queda con un gran cuento,

Que si quiera por invento

Ella me quiere entregar;

..

Además para completar

Me miente en cada argumento,

Como hago con el jumento

Que no desea caminar.

..

Si vieras es loca de atar

Que hace con ornamentos,

Olvida por mucho tiempo

 Me deja sin su amistad.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Inexplicable canción del amor.

Miraba de lejos una alta haya
Que la buena sepa vino y desmayo,
En nubarrones de los cielos grises
Que un horizonte matan el fulgor.

Brisa de Enero que enfría los fueros
Sueño mí adorada en su ardiente amor,
Calor de un día calientan mis huesos
En mi intelecto vino y maniató.

Así vio vida este íntimo amante
Del cielo vasto vino y consoló,
Comiendo dulce de la extraña fruta
En inexplicable canción del amor.

En la añoranza de los mil caminos
Y cuenta andanza por la que pasó,
Vinieron las mieles cortaron la huida
En las que se hallaba escrita su voz;

Olvide la mala ocasión de vida
Pétalos dulces lo sabe la flor,
Es visitada por la mil abejas
Entrega el polen sin decir un no.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Princesa vidriada

Se cae de bruces

La ven desmayada,

Princesa vidriada

Que una vez brillo;

..

Dicen que fue el viento

Su mala jugada,

Entró a su aposento

Sopló y la tumbó.

..

Cuando de los cielos

Pregunta el gran Zeus,

Lazando sus voces

Céfiro pregunto.

..

Quien fue ese culpable

De infantil caída,

Condena que pague

Cumpliendo su error.

..

El aire asustado

Con explicaciones,

Responde al gran Dios

Con sumo temor.

..

Os pido disculpa

Mi rey del Olimpo,

Su reina preciosa

Cuando se cayó.

..

Era que su amado

Desprecio su cetro,

Y ella en su locura

Fue y se envenenó.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Cansada y cansada

Cansada y cansada

Se encuentre mi mente,

No de la escritura

Si no del pensar;

..

Escribo cuando quiera

Tú no me conoces,

Lo hago sin musas

Y Euterpe me da.

..

Yo escojo las flores

Más lindas del campo,

A las que dedico

Mis himnos cantar.

..

Me inspiro en las letras

Son las que me mueve,

A ellas les doy

En solo un compás.

..

La poesía es la madre

Que encierra las letras,

Jamás vi un prosista

No sepa rimar.

..

Se parte del canto

Encierra en el alma,

Como ave blanca

Que desea volar.

..

Vivo de recuerdo

De un tiempo pasado

Y es mi futuro

Que veo el azul.

..

Mi vista lo ocupa

La región entera,

Mi salto es América

Mi cuna y mi paz.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Y qué quieres tú

Y qué quieres tú

Me quede llorando

Sufriendo el quebranto

De tu ingratitud;

..

Yo no soy hierro

Mi piel no es de piedra.

Luego del destierro

En que me vi llegar;

..

Lejos de tus ojos

La miel que me diste,

Llorar como un niño

No me encontrarás.

..

Aparta la vista

Si crees que no cuesta,

Como eclipsado un ciego

Vio la luz pasar.

..

Ponte aquí sentada

Y verás que se siente,

Cuando el barco siempre

Se implora llegar.

..

Anda si no quieres

Que rompa estas flores,

Mismas cuando supe

Que te ibas no más.

..

Y como el navío

Que nunca regresa

Mi pupila seca

Canso de llorar.

..

De mi llevas algo

Que nunca supiste,

Mi corazón roto

En tu adentro va.

..

Que venga de nuevo

En mi fantasía,

Que nunca me hiere

Poesías y cantar.

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

El aglomerado de las gaviotas y la gente.

 Capítulo XVII

 El aglomerado de las gaviotas y la gente.

 

            Los pescadores regresaron temprano como a eso de las seis de la mañana. Las gaviotas y la gente esperan que llegaran las redes cundidas de peces que ofrecían su opimo alimento, proveniente del cielo. Muchos pensaban que eran la necesidad la que les movía a esas aves y a esa gente, que se agrupaban en un montón, lo cual se suponía venía de muy lejos, pues se podía notar en su vestimenta blanca y colorida que no eran de allí y entonces se confunden como si fueran de una misma especie aves y hombres, los cuales eran más de quinientos en un mismo lugar apacentando. Como apacientan las ovejas que esperan que salga el sol, para salir a los campos y proveerse de el pasto que es su alimento. Desde el cielo se ve como se disuelve la bruma y la claridad se hace dueña de los pequeños resquicios donde se desvanece la oscura. Desde lejos no se escucha, pero se ve, cómo se mueven y vuelan en su compás cadenciosa los pelícanos y las gaviotas, cuando abren las alas mostrando el color negro. Así tal, como si fueran llevados por una corriente de río, hacia ese mismo lugar de encuentro, donde convergen los hombres y las aves y se posan en el aire como si descansaran de un largo viaje. La claridad afilada se empuja como un puñal que rasgas el espacio donde se puede divisar el color de las blancas nubes. Cuando los pescadores terminan de llegar a la orilla de la esplendente playa de por sí iluminada y rodeada por las aves y los hombres. Los niños saltan como conejos blancos alrededor de la barca con sus pantalones enrollados, dando el mejor ejemplo de colaboración y ayuda. La vista dibuja un cuadro tan grandilocuente que semejan las acuarelas de  Claude Monet en su sublime momento, dejando que la imaginación haga aristas que se bifurcan y nacen de la improvisación y el conocimiento de ese instante.

            Hay cierto aire apacible a pesar de esa la triste realidad que les agobia y junta, sin dejar pasar lo dulce que nos trae la vida, el sinsabor se guarda para otro momento, hoy es el día en que ánimo invade nuestra fantasía y nuestro sentimiento. Dándonos a entender que somos parte de la circunstancia en la que viven los hombres y son capaces de poder saber adaptarse y superar queriendo. Sin embargo la naturaleza nos muestras en sus  íntimos matices, que es capaz de combinarse con el sol y la lluvia llevándonos entender. que son parte del paisaje de lo eterno. Más bien somos lo que no hemos podido entender y que podemos hacer como ella así lo hace. En la noche se pone la pinta de estrella, como un abrigo que protege del suavizado aire gélido y frío que trae el Eolo entre sus manos repartiendo, y por las mañanas, nos regala el caluroso sol que nos cobija cuando ya ha pasado todo. Entonces podemos comprender que el dolor no es eterno. Suplemente es un paso  más en el camino que recorremos en la formación de nuestras eras. Las edades del homo sapiens que deja lo mejor que ha aprendió y repartiendo conocimiento.  Me he visto entre los hombros de la gente que nuestro cuerpo lleva, se balancean como las olas de la mar, como cuando el aire se cuela, y el peso que llevamos se va convirtiendo en eso que dejamos cuando abandonamos el rígido esqueleto. Para luego convertirlo en el aire y arena, mientras que el espíritu apacienta su llegada. Las flores se sacuden el polen que va regando entre las piedras y la tierra, dejando la huella por donde van creciendo. Allí dejé parte de lo que soy y sigo creciendo, en los vástagos de mis hijos que serán las más hermosa inspiración que alguien me dado. La misma deseo seguir desde este lugar que estoy viendo, como quien mira desde lo alto a los becerros producto de su trabajo y esfuerzo. Por eso busco apartarlos de bruma que sobre  la tierra viene cayendo y les enseñó que, no seremos parte de este mundo si no diseñamos lo que por albedrío tenemos. Tantas ansias tantos sentimientos, mil cosas por hacer, sin esperar el detenimiento que enmarca a los hombre que no saben interpretar lo pletórico, colocando el sesgo. Se siente el calor cuando se agolpa el grupo y su destino es aquello que los conduce a mejores tiempos, ¡ah como quisieran muchos seguir disfrutando esta vista como ahora lo estoy teniendo! Dándole un verdadero significado a las cosas y el porqué se aglomeran los pájaros y la gente, que son las ganas que mueven a todo ser viviente, las ansias de comer y seguir viviendo. Los espíritus como el mío no duermen, pasan todo el tiempo antes de subir a lo que no recuerdo. Deambulando entre las voces y risas de alegría, y cuánto deseo de que lleguen esos mejores tiempos. En los que podemos ser libres de alcanzar lo que por justicia nos merecemos.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

«Rompiendo las Fronteras”

«Rompiendo las Fronteras”

(Vencer y Crecer en las Dificultades).

 

            Pasaba el invierno de 1966, en un ambiente convulsionado alrededor de todo el territorio mexicano, consecuencia de las invasiones de tierras y peleas fratricidas por la herencia que suponen los hombres tienen de la misma. Las que provocaron migraciones de familias enteras hacia la frontera contaminada por las más despiadadas mafias que acorralaban a las familias, obligándose a cumplir sus fechorías, cuando lograban secuestrarlas, sugestionando a que casi nadie pudiera  atravesar la línea divisoria entre el pequeño y gran estado, sin antes pagar sus exigencias y sus medios de transporte ilegales. Los mismos que de alguna manera les pertenecían. Existe un delgado espacio, que no es posible que el estado penetre, en ese espacio clandestino que conoce todo el mundo y hasta altos funcionarios conocedores del crimen, saben que allí coexisten con la gente de uniforme. En su paso se encontraban muchas familias de Salvador y Guatemala, las que en su afán por conquistar el suelo del Norte y para proveer una mejor vida. Y así escapar de la pobreza y la ignorancia, producto de la corrupción, que se vive durante muchos años en estos respectivos países del sur.  Entre ellos  se encontraba la familia Goet, de descendencia Europea, y con muchos años por estas tierras, con más privilegios que los de esta misma tierra, pues su influencia traspasaba la escala, que es negada a los más vulnerables.

            Antes de que comenzara este afán migratorio de los radicados en México y sus fronteras, la familia vivía en la España de las islas, específicamente en Canarias, según era lo que le habían contado sus abuelos antes de venirse a la frontera Mexicana en la ciudad de Tamaulipas del Municipio Matamoros. El que cruza grandes zonas áridas de desiertos, donde se producen aproximadamente 300 muertes por año, sobre todo de nacionalidad Mexicana. Luego de fundar ciudades, comenzaron a llegar por barco desde el antiguo continente. Entonces dado los antecedentes de la fundación de esta provincia, podemos describir lo que ella pasa. Como el hecho de que los secuestros y trata de blancas estén a la orden del día, razón por que las familias viven en un constante temor, a pesar de que el patrullaje se incrementa con el pasar de los años, resulta que muchas veces las ovejas son los lobos por aquí por estos lares. En nuestro caso fuimos víctima de secuestro por unos maleantes, se han llevado en una fría y oscura noche a mi hermana Claudia, era la segunda después de mí y alcanzamos con ansias a tener la mayoría de edad y así eran nuestros planes. Cuando nos sentábamos a conversar en nuestras habitaciones, cubierta de paredes de madera, llenas de insectos y bichos, que muchas veces eran motivos de saltos y brincos cuando acaeció la noche, porque desde niña mi hermana sentía gran temor por esos pequeños animales, que abundaban en la casa y la zona, pues como era un lugar donde se cultiva el sucio como principal medio, para sobrevivir ya que no tenemos agua y la poca que nos llega se usa para la comida. Bueno, mi hermana fue raptada hace un año y mi intención, cuando reúna una buena cantidad de dinero y especialmente me compre un arma, iré dispuesto a traerla de regreso, ya he conversado con muchachos del pueblo, los que común hacen vida con esta gente y les sirven de muchas y otras cosas más, a cambio de porciones y comida que tristemente proveen a familias enteras, que forman parte de su distribución maldita en el lugar. También existe un gran mercado al cruzar la frontera y al mismo tiempo, la compra de mujeres, negocio que taimadamente ejercen violando la ley.  Eso es parte de lo que sucede en los que aquí vivimos, como si fuera un anatema.

            Nosotros como familia  la pocas que nos queda, hemos hecho de tripas corazones para lograr alimentarnos, cultivamos el elote y alguna que otras hortalizas que logre superar el calinoso clima. De las familias que hemos de alguna manera encajando en el lugar, pues muchos de mis congéneres fueron tragados por la misma tierra. Irónicamente se dejaron llevar por el modo de vida que aquí se practica, sino estás con los delincuentes, no logras encajar.

            Entonces terminas hundido en un sistema que por más que te niegues a cumplir con sus obligaciones y demandas, cosas así que aquí todo el mundo es corrupto o de alguna manera, está desligado de lo correcto para poder hacer su vida. Yo me he iniciado en el negocia de aguardiente del tequila clandestino, desde hace un año, luego de que pasamos por la desgracia del secuestro de mi hermana, la que ahora en pocos días pienso ir a buscarla.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría